Cuando tu trabajo consiste en recuperar dominios penalizados, adquieres cierta confianza en tus resultados: sabes el alcance de la penalización y lo que debes hacer para que la web de tu cliente vuelva a ser legítima.

Pero hay veces que Google rompe con tus esquemas. Tuvimos un caso en particular en el que Google directamente se negaba a perdonar, enviándonos algunos emails (que mostraremos aquí) en los que sus exigencias rozaban lo ridículo.

En este artículo os mostraremos el proceso de recuperación de una de las mayores penalizaciones con las que hemos tenido que batallar, y de cómo decidimos spamear a nuestro propio cliente para engañar un poquito a Google y conseguir revocar la penalización.

Sí, espamear y engañar para que Google eliminara una penalización.

Empecemos.

Hace mucho tiempo, en un nicho muy, muy competido…

El el 2011 el dominio www.solocruceros.com estaba posicionado en primer lugar para la palabra clave cruceros, luchando codo a codo con grandes empresas como Rumbo, Costacruceros y El Corte Inglés.

Si os preguntáis cómo una pequeña pyme consiguió colarse entre esos gigantes, hace años la respuesta era clara: usando Blackhat sin contemplaciones.

Este gráfico muestra el tráfico del dominio y las fechas de todas las actualizaciones del algoritmo de Google conocidas (http://feinternational.com/website-penalty-indicator/). Merecen especial atención las que he marcado con verde, ahora explicaremos por qué.

1

Episodio IV: La Guerra de los Pandas

La primera franja en verde es la penalización del Panda 2.5, lanzado el 28 de septiembre del 2011. Esta actualización es la que más clientes nos ha dado y es la responsable de enterrar a la mayoría de webs que abusaron del “thin content” (páginas con poco contenido o de escasa calidad), muy común en portales que indexan las búsquedas para ganar más urls en Google, como era el caso.

2

Para nuestro cliente, esta penalización fue una catástrofe, ya que se aplicó justo en temporada de verano, donde realizan la mayor parte de la facturación anual.

Episodio V: El hindú contraataca.

La respuesta de Solocruceros ante esta debacle fue contratar un experto SEO en la India y enchufar rápidamente de todo y mucho, con lo que empezaron a ganar tráfico de nuevo.

3

Esta situación dio alegrías hasta junio de 2012, en la que el tráfico empezó a disminuir de forma alarmante. Ya no importaba cuánto invirtieran en creación de backlinks, no conseguían subir en las SERPs.

Entonces el experto hindú utilizó técnicas blackhateras más avanzadas, y sin ningún remordimiento consiguió acuerdos con otros webmasters para que hicieran redirecciones 301 de algunas páginas interiores con Pagerank hacia el dominio raíz de Solocruceros. Vaya crimen.

El resultado de todo este potaje fue casi medio millón de enlaces basura y centenares de redirecciones 301 de páginas de todo tipo apuntando hacia el dominio del cliente.

Episodio VI: El Retorno del Penguin.

Google acabó de enterrarlos gracias a la bomba atómica llamada Penguin, que de forma progresiva e inexorable consiguió que nuestro cliente pasara de 48.000 visitas mensuales a apenas 1.000, y perdiera todo tipo de visibilidad. Ninguna palabra clave estaba dentro de los 100 primeros resultados de Google, y por supuesto el dominio cayó en el abismo del sandbox.

4

Únicamente quedaba una salida para seguir consiguiendo visitas y no ir a la quiebra: Pagar. Pagar mucho. Las partidas de anuncios de Adwords fueron muy hermosas, en un intento de mantener a flote la facturación el tiempo suficiente para conseguir volver a conseguir los mismos resultados en las SERPs de antaño.

Por supuesto el linkbuilding cesó, pero el daño ya estaba hecho. Aguantaron meses esperando un milagro que nunca llegaba.

5

Finalmente el gerente de Solocruceros se puso en contacto con nosotros para ver si todavía quedaba alguna esperanza. En Bigseo hemos visto todo tipo de spams y sabemos que habitualmente los clientes que han contratado SEO en países como la India suelen dar bastante trabajo.

En esos países la mano de obra es barata y es común mezclar spam automatizado con spam manual. Esto incluye creaciones de típicas reds de blogs gratuitos con dominios propios, comentarios en foros, comentarios en blogs, etc.

En un dominio que ha recibido un bombardeo automatizado de enlaces es relativamente sencillo separar la paja del trigo, pero cuando se mezclan enlaces válidos obtenidos por la posición predominante en las SERPs junto con ruedas de enlaces entre blogs basura y blogs de calidad, hay que meterle horas.

Proceso para la recuperación de una penalización grave.

 

AVISO: El siguiente apartado es un tostón de leer a menos que necesites recuperar un dominio. Si no es el caso, pasa directamente al punto 8. Blackhat para eliminar Blackhat.

  1. Creación del Excel Maestro.

Primero hay que generar un listado maestro de los enlaces que apuntan al dominio, para ello nosotros extraemos las listas del Google Webmaster Tools del cliente (www.google.es/webmasters/tools/?hl=ES), de Majestic SEO (www.majesticseo.com) y el que para nosotros es el mejor: el de Ahrefs Site Explorer (https://ahrefs.com).

Antes también solíamos utilizar las del Open Site Explorer de MOZ, pero últimamente su índice deja mucho que desear.

A continuación unimos todas estas listas en un único Excel, en el que eliminamos duplicados, teniendo así un listado bastante fiable con aproximadamente el 90% de los enlaces que apuntan hacia el dominio. Este archivo nosotros lo denominamos el Excel Maestro.

  1. Depuración del Excel Maestro.

Afortunadamente todavía podemos automatizar algunos pasos antes de pasar a la criba manual. Nuestro siguiente paso es unificar el Master Chief con otro Excel que llamamos la Black List, un archivo bastante grande que hemos ido engrosando con cada reconsideración que realizamos, incluyendo los dominios que hemos detectado como mortalmente tóxicos. Marcamos las coincidencias y las movemos a otra hoja del excel.

Con este paso solemos detectar un buen número de enlaces tóxicos. Cuanto más automatizado y de baja calidad es el linkbuilding, más detectamos con este procedimiento.

El siguiente paso de la depuración es agrupar los enlaces por dominios coincidentes y moverlos a otra hoja del Excel Maestro. Que un mismo dominio tenga muchos enlaces entrantes hacia nuestro cliente no significa que sean tóxicos, puede ser un enlace natural en el sidebar, pero igualmente los separamos por que no es necesario auditar todos estos enlaces uno a uno, con revisar unos pocos es suficiente para saber si el conjunto es perjudicial o no.

La idea es dejarle al dominio penalizado la mayor cantidad posible de enlaces beneficiosos, por eso los enlaces y redirecciones que quedan en el Excel Maestro los clasificamos de forma manual con una valoración del 0 al 3, siendo 0 los más tóxicos y 3 los naturales y de autoridad reconocida por Google.

  1. Eliminación de enlaces.

Los enlaces que hemos marcado con un 0 son los enlaces y redirecciones 301 que hay que eliminar manualmente o bien, en caso de no poder contactar con el webmaster de la web, los que añadiremos al archivo para la herramienta Disavow Tools (https://www.google.com/webmasters/tools/disavow-links-main).

Este proceso debe hacerse de forma manual, no hay otro método que consideremos válido para determinar lo bueno de lo malo. Por ejemplo hay dominios con autoridad que tienen artículos que se ve a la legua que son pagados en un claro intento de modificar las SERPs, y eso es algo que un ingeniero de Google detecta al procesar la reconsideración de forma manual. Son horas de recopilación de emails y de enviar peticiones de eliminación de enlace por escrito y por teléfono.

Los enlaces que conseguimos que eliminen los añadimos en otra página del Excel para demostrarle a Google que hemos hecho los deberes; los que no contestan (realizamos tres tandas de petición por enlace) van directos al archivo Disavow Tools.

  1. Creación del Archivo para la revisión de Google.

Una vez finalizado este proceso, realizamos una Hoja de Cálculo en el Drive de Google (un poco de peloteo siempre viene bien) que publicamos en la web y cuya URL añadiremos en la petición de reconsideración para facilitar la consulta del ingeniero de Google. Esta hoja de cálculo suele tener las siguientes páginas, en este orden:

  1. Una página índice con las fechas de todas las acciones descritas anteriormente que hemos realizado.
  2. El listado de los enlaces para el Disavow Tools
  3. El listado de los enlaces que hemos eliminado manualmente y la fecha de eliminación.
  4. El listado de las redirecciones 301 eliminadas manualmente y la fecha de eliminación
  5. El listado de los enlaces que consideramos válidos.
  6. Otras consideraciones (si el dominio es de nueva compra y el cliente quiere un “fresh start”, que si el spam ha sido consecuencia de un ataque de SEO negativo, etc.)

Esta es la plantilla que utilizamos nosotros, no tiene ningún secreto milagroso, pero tal vez sea de ayuda a alguien que quiera utilizarla para sus reconsideraciones:

https://docs.google.com/spreadsheets/d/1wqUCFO71EEJ3u2fseqNC2U4JPOi-Dn5QvdXTLRrA5IE/pubhtml

  1. Envío del archivo Disavow Tools.

No me voy a extender en cómo realizar un archivo para el Disavow Tools por que es bastante sencillo y está bien explicado en la página de ayuda oficial de Google (https://support.google.com/webmasters/answer/2648487?hl=es). Únicamente aconsejaros que en la primera línea añadáis un texto escueto con la URL del archivo de Drive creado anteriormente.

  1. Envío de la reconsideración de Penalización.

Los ingenieros de Google son gente ocupada, así que no le contéis vuestra vida. Sed cordiales pero id al grano, por supuesto explicad los motivos de la reconsideración e incluid el enlace del Archivo para la reconsideración que hemos creado en el paso 4.

Este es un ejemplo de reconsideración. Para cada cliente utilizamos uno personalizado, pero creo que servirá para que os hagáis una idea:

Buenos días, hemos seguido el procedimiento aconsejado, eliminando todos los enlaces posibles de forma manual contactando con webmasters, realizando lo mismo con las redirecciones 301 y finalmente realizando un disavow con todos los dominios de los que tenemos enlace (o que tenemos constancia de ello). Les hemos preparado una hoja de cálculo de Google drive con varias pestañas, que contienen los enlaces eliminados manualmente, las redirecciones 301 eliminadas, el listado de dominios para disavow y otras notas de interés:

[URL del Archivo para la revisión de Google]

Queremos realizar un fresh start con este dominio y seguir las directrices de Google (a diferencia del anterior propietario del negocio), únicamente hemos dejado los siguientes enlaces por considerarlos de calidad:

[URLs de algunos o todos los enlaces de los buenos]

Reciban un cordial saludo y gracias.

  1. La aceptación o el rechazo.

Google en el plazo de dos semanas responderá a la petición de reconsideración, aceptándola o denegándola. Si la penalización es revocada, amigos hemos triunfado y podemos hacer una muesca más en nuestro cinturón. Si es rechazada no nos queda otra que repetir el proceso desde el punto 3, pero esta vez incluyendo los enlaces marcados con un 1.

En el caso de una segunda negación (cosa muy rara), finalmente pasamos a eliminar los enlaces marcados con el 2, que son enlaces que pasarían por válidos en dominios no penalizados, pero que debido a que el cliente está flageado como tóxico, no pasan la revisión manual del ingeniero de turno.

Os ponemos dos ejemplos de emails con la respuesta de Google. El primero es una denegación a una petición que el cliente hizo con otra agencia SEO por el 2012:

6

La siguiente captura es la segunda revocación de una de nuestras peticiones de reconsideración, en la que nos pedían que elimináramos algunos enlaces de dominios a todas luces válidos, del nicho de los viajes, con Pagerank 4 o superior y contextuales, en textos de calidad escritos por personas, en fin, un sinsentido (los tachamos por respeto a sus propietarios).

7

Únicamente en este caso nos hemos encontrado que Google nos exigiera la eliminación de enlaces catalogados como nivel 3, que son enlaces potentes que no nos da la real gana de eliminar, enlaces naturales de muchísima autoridad, legítimos y que ni Google ni nadie nos tiene que obligar a quitar. Y cuando intentan obligarte y ya no hay nada que perder, llegan los trucos.

  1. Blackhat para limpiar Blackhat.

Esta es la parte divertida del asunto. Con Solocruceros ocurrió que Google revocó dos veces la reconsideración. Ya no quedaba nada que eliminar excepto algunos enlaces de dominios como La Vanguardia, El País y similares.

No tenía sentido enviar otra reconsideración sin realizar acciones por que el Archivo de reconsideración sería el mismo, y la revocación, segura.

Hablamos con el cliente exponiéndole el caso y que teníamos una idea pero que no seguía las buenas prácticas. Nos dio carta blanca y nos pusimos manos a la obra.

Durante cuatro meses nos dedicamos a hacer SEO al dominio, modificando su estructura interna, mejorando su SEO onpage y, lo más importante, realizando un goteo de enlaces de calidad hacia la web del cliente, estamos hablando de uno a cinco enlaces por semana y siempre desde webs con autoridad, de Pagerank variado (de 2 a 6) y que muchos querrían obtener para posicionar un dominio no penalizado.

Una vez pasados estos cuatro meses, esperamos uno más y realizamos el procedimiento de nuevo eliminando la mayoría de los enlaces de calidad que nosotros habíamos creado, pero dejando algunos que nos interesaban.

De esta forma Google en su revisión comprobó la eliminación de enlaces de mucha autoridad y la inclusión de otros tantos en el nuevo archivo del Disavow Tools. El tema les gusto y el resultado fue este:

8

  1. Vida después de una penalización.

Cuando un proyecto sale de una penalización el SEO debe ser sutil, muy enfocado a la optimización onpage y a la creación de contenidos, observando el comportamiento y la adquisición de visitantes orgánicos e ir trabajando palabras clave long tail para poco a poco ir ganando autoridad y tráfico natural antes de hacer ningún tipo de linkbuilding.

Como podéis ver en la captura, la penalización fue revocada el mes pasado. Actualmente nosotros llevamos su SEO y está ranqueando en primera página para bastantes palabras clave y el tráfico orgánico aumenta. Queda mucho por hacer, pero lo importante es que vuelven a respirar.

Respecto a la técnica Blackhat para limpiar Blackhat de creación de enlaces para eliminarlos posteriormente, únicamente la recomendamos cuando no haya esperanza de recuperar el dominio con el procedimiento que os hemos descrito anteriormente, y siempre debe realizarse si tenéis posibilidad de crear enlaces de mucha autoridad que podáis después eliminar manualmente.

¡Gracias por leer hasta aquí, sois unos campeones!