Saltar al contenido

Cómo funciona el algoritmo de Google ¡entérate!

Son muchos los que se preguntan cómo funciona el algoritmo de Google, ya sea porque intentan posicionar un proyecto web o porque sufren de curiosidad patológica. El caso es que el desempeño del algoritmo de Google ha sido explicado muchas veces desde la compañía de Mountain View, destacando la forma en la que este analiza las millones de páginas que hay en la red, para después mostrarlas al usuario en base a su búsqueda.

En nuestra agencia SEO sabemos bien que par conseguir un codiciado buen lugar en el buscador es importante aprender a entenderlo primero, por eso durante estas líneas os explicaré en qué consiste exactamente este algoritmo, cómo funciona y las principales revisiones que ha sufrido desde que el buscador de Google llegara a la red a finales del siglo pasado.

algoritmo de Google

¿Qué es el algoritmo de Google?

Siempre se ha hablado de que en el mundo de la informática todo funciona en base a ceros y unos. Pero eso son solo los cimientos, es decir, en realidad existen también diversas fórmulas matemáticas que canalizan todos estos datos y los transforman en resultados tangibles. Dichas fórmulas aritméticas son llamadas “algoritmos” y el de Google es de los más complejos que existen.

En este caso, el algoritmo de este buscador cumple la función de posicionar millones y millones de webs en su buscador y mostrar los diferentes resultados orgánicos, de CPC, SEO local, etc, en lo que nosotros llamamos SERP’s, literalmente traducidas como páginas de resultados de búsqueda.

¿Cómo funciona el algoritmo de Google?

Cuando un usuario hace una consulta en el buscador, Google activa un proceso que dura milésimas de segundo para mostrar una página de resultados. Si queremos entender el funcionamiento de este elaborado algoritmo debemos dividirlo en 3 pasos distintos para poder explicarlo correctamente.

Crawleo o crawling

En este primer paso, aunque no lo parezca, Google analiza o “crawlea” miles de millones de páginas que respondan a la intención de búsqueda del usuario, siguiendo enlaces internos y externos; todo ello siempre y cuando los propietarios de las páginas autoricen que googlebot pueda pasar por ellas.

Indexación

Seguidamente, distribuye todas las páginas que se encuentren indexadas en función de los diversos factores de posicionamiento y las va monitorizando progresivamente. De esta manera comienzan a formarse las SERP’s en diversas paginaciones, ordenando los resultados en función de lo que el algoritmo cree que responde mejor a la consulta del usuario.

El algoritmo también se encarga de buscar todas las posibles variaciones de palabra clave o consulta y las va agrupando de forma semántica incluyendo sinónimos, sugerencias, misspellings, singulares, plurales, etc.

Limpieza de spam

Finalmente, Google filtra aquellos posibles resultados que no pueden ser del agrado del usuario, que no responden a lo que este busca, que intenten engañar o que puedan ser maliciosos. Normalmente este tipo de resultados aparecen en posiciones inalcanzables en las paginaciones, así el usuario no es susceptible de clicar en ellos o directamente el algoritmo no los muestra.

Como podéis ver, en el afán de ofrecer el mejor servicio posible, Google cuida muy bien todos y cada uno de los detalles y posibilidades en la búsqueda constante de darle al usuarios las respuestas que merecen en las consultas que realizan dentro del buscador.

¿Qué esperas para apuntarte?

No te pierdas lo que publicamos en nuestro Blog de SEO apuntándote a nuestra newsletter.

He leído y acepto el AVISO LEGAL y la POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Las actualizaciones del algoritmo de Google más importantes

Nuestro querido Google va aprendiendo y creciendo en función de lo que le damos de comer. Todos los SEOs estamos a expensas de cómo reacciona su algoritmo. En este sentido, podríamos decir que el aprendizaje es bidireccional; Google aprende de nosotros y de cómo intentamos engañarlo constantemente y nosotros tenemos que aprender de él y de su evolución en forma de actualizaciones, las cuales se pueden contar por centenares a lo largo del año.

Sin embargo, la mayoría de estas actualizaciones apenas nos afectan, pues son pequeñas correcciones de aquellas que podemos considerar como “las madres”, aquellos cambios sustanciales que ha sufrido el algoritmo de Google y que han provocado caídas masivas de webs que intentaban aprovecharse de sus defectos.

Las actualizaciones más sonadas reciben nombres del mundo animal y a continuación comentaremos las más importantes.

Google Panda

La actualización de Panda de Google es un filtro de búsqueda introducido en febrero de 2011, cuyo objetivo es evitar que los sitios con thin content o contenido de baja calidad entren en los primeros resultados de búsqueda de Google.

Panda se actualiza de vez en cuando. Cuando esto sucede, los sitios afectados previamente pueden escapar de una penalización si han realizado los cambios correctos. Aunque el buscador también puede “atrapar” aquellos sitios que escaparon antes, si este considera que han tratado de engañar al algoritmo a posteriori.

Google Penguin

Google lanzó la actualización de Penguin en abril de 2012 para captar mejor los sitios que consideraba que enviaban spam a sus resultados de búsqueda. En particular a aquellas webs que lo hacen mediante la compra de enlaces, o que intentan obtenerlos a través de redes de enlaces diseñadas principalmente para mejorar el ranking de Google.

Cuando se lanza una nueva actualización de Penguin, los sitios web que han tomado medidas para eliminar los enlaces incorrectos (como la herramienta de desautorización de enlaces de Google) pueden recuperar la clasificación actual en las SERP’s y escapar de la penalización.

Google Hummingbird

Lanzada en septiembre de 2013, la actualización de Hummingbird fue la más significante que ha realizado nunca Google desde 2001.

Lo que diferencia a Hummingbird de otras actualizaciones es que no tiene una función sancionadora, sino que se encarga de garantizar que se están ofreciendo los mejores resultados de búsqueda para consultas específicas.

En este caso el algoritmo trata de comprender mejor las consultas del usuario, y fue lanzado particularmente debido al auge de la búsqueda por voz que se incluye en los cada vez más avanzados dispositivos inteligentes.

Definitivamente, lo que busca el algoritmo de Google es mejorar su calidad de resultados día a día. Al final, lo que le da de comer a este robot es que la gente lo use, y para que esto ocurra debe responder de la mejor manera a las respuestas de los usuarios.

Como ya hemos comentado otras veces, Google es un producto y como tal tiene que competir con otros de su misma especie. Si Yahoo o Bing, por citar algunos, hicieran las cosas mejor,  seguramente que la compañía de Mountain View lo notaría.

La exigencia que nos pide Google para posicionar nuestras webs es lo que hace también que nosotros, los SEOs, queramos superarnos día a día ;).

Sergi Gurriz

Sergi Gurriz

Comencé mi andadura en el mundo del SEO posicionando cafés en las mesas de directores generales. Mi vida era muy excitante, sobre todo por el café. Después de unos meses perdido en la sabana, BigSEO me adoptó como su nuevo cachorro y tras 2 años me he convertido en SEO Manager: el líder de la manada.

¿Te ha gustado el artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando…